Y que toda la economía dependa de los bancos…

Foto del Banco de España

A raíz del anterior post sobre la banca, me apetece comentar mi opinión sobre este sector.

En primer lugar, la banca no es un sector económico más. Aparte de que es un sector no productivo en sí (ya que no producen nada) es un sector clave y completamente necesario para cualquier sistema de corte capitalista. Sin un buen sistema bancario, así como sin un sistema bancario por malo que sea, la economía directamente es que no puede funcionar. Además, exceptuando mafias y así, las personas y empresas depositan su dinero en los bancos por protección y por los intereses; y si algo sé por haber trabajado en uno, que es lo que la gente más quiere: tener su dinero bien a buen recaudo.

Así que partimos de:

–          La banca es un sector “inarruinable”. Ningún país puede permitirse que un banco caiga. A pesar del Fondo de Garantía de Depósitos que existe en casi todos los países de europa, los gobiernos no han dejado caer la banca (inyecciones millonarias de dinero en España, Alemania, Francia, Italia, EEUU…) El pánico que surgiría si la gente empieza a perder su dinero sería desastroso, con riesgo de corralito y su correspondiente caos financiero. Lo raro es que  no haya pasado en España tras las nacionalizaciones.

–          Es un sector completamente necesario para el correcto funcionamiento de un país, nos guste o no. Las personas necesitan un lugar donde depositar su dinero, y las empresas alguien que les haga préstamos. Además, de la agilidad de la banca se producen ahorros en la administración de las empresas (por ejemplo, con el pago de las nóminas a los trabajadores) lo cual aumenta la eficiencia de todas las empresas.

–          Los bancos “compran” dinero al BCE y luego ellos nos lo “venden” a un precio más alto. Pero todos sabemos que el precio no se fija por el coste, si no por competencia, objetivos, etc. por tanto, el precio al que podemos acceder nosotros al dinero dependerá de los bancos: de su rivalidad, de sus necesidades de capital, etc. no de lo que les haya costado a ellos en el BCE.

–          Si la banca obtiene beneficios, perfecto. Si obtiene pérdidas, se las tendrá que cubrir el dinero público.

En un intento por que los bancos  no la cagaran, en España:

–          Se decidió que fuera un sector “regulado” por el Banco Central. Un supervisor (El Banco de España en nuestro caso) que está controlado por los políticos de turno, los mismos que pertenecen a partidos los cuales reciben préstamos de los bancos que supervisan. Ah!, esos  mismos que perdonan deudas a estos partidos.

–          Se crearon Bancos públicos, Cajas de Ahorro, Montes de Piedad, Cooperativas de crédito… con el objetivo de suplir la falta de servicio que el sector privado no cubría. A pesar de lo bien recibidas que estaban por la ciudadanía en general, la gestión de estas entidades por los políticos autonómicos era un desastre, y así se ha visto ahora con la crisis quienes han sido los primeros en caer.

–          Se obligó a cierta “transparencia” como por ejemplo la obligatoriedad de publicar el TAE en todas las operaciones hasta las que te regalan las ollas, para que el cliente pueda comparar, así como se facilitaron traspasos de dinero entre entidades para fomentar la competencia.

Y lo que me parece tremendamente injusto es:

–          Que exista un sector protegido, el cual puede arriesgar a sus anchas y con la tranquilidad de papá Estado no es motivo para la eficiencia. Además, entremezclar sector privado y público con las mismas condiciones se supone que va en contra de la competencia leal.

–          Libertad de comisiones. Auténticos robos a los ciudadanos y muy poco claras. Un ejemplo es la comisión por descubierto (que siempre aplican a los “menos ricos”) que se reguló en 2,5 veces el precio oficial del dinero, y además se le suma la cantidad fija por descubierto. Qué decir, que los clientes con más dinero no pagan ni una.

–          Las diferencias de intereses por el importe que tienes en cuenta. Llegamos al punto de quién más tiene, más cobra. Además del ahorro de comisiones. En definitiva, los clientes con menos dinero ayudan a que los clientes con más dinero no paguen comisiones. Es un traspaso de dinero del pobre al rico por toda la cara, y lo peor de todo es que no puedes elegir no hacerlo, puesto que el sistema te obliga a hacerlo así.

Entonces, a la vista de todo esto sugiero que: La mejor manera de tener un sector bancario es que sea un gran banco público para todos. Este banco debe ofrecer unos intereses iguales por cualquier importe (siempre superiores a la inflación), unas comisiones por uso realistas en función del coste, comisiones de estudio igual a cero ya que son un servicio al ciudadano/empresa, un precio para hipotecas y otros créditos a la ciudadanía estipulados a todos por igual, así como para empresas. Estos intereses que pueden moverse en función del estado de la economía (bajando los intereses por créditos a empresas en épocas de recesión por ejemplo).

Para evitar pereza en la innovación, se podrían crear varios grandes bancos públicos que compitan entre ellos. Deberían ser gestionados por gestores, no por políticos, con objetivos que puedan publicarse en programa electoral (por ejemplo, objetivo de porcentaje de dinero prestado a personas con menos recursos, o porcentaje de préstamos para jóvenes emprendedores, etc). Estos bancos deberán ser rentables pero sin la maximización del beneficio como objetivo primordial. Siempre ofrecerán la seguridad a los depósitos de los clientes al 100%. Los beneficios como recaudación para los ciudadanos.

Para no aniquilar el sector privado, se podría permitir la convivencia de bancos privados, pero con atención a que queden diferenciados de los públicos en que, son entidades privadas, en las que tu dinero está a la merced de la gestión privada y que no se dispone de FGD ni dinero público en caso de mala gestión. Como condición deberán publicar ratios de solvencia, liquidez, etc. y cálculos tipo TAE para todas las operaciones, de tal forma que un ciudadano puede optar por su banco nacional, o tomar la opción del banco privado que seguramente le ofrezca mejores condiciones (ya que si no no tendría sentido) pero a su propia cuenta y riesgo. Si quiebra, perdiste el dinero.

Quizá sea una solución un tanto comunista pero no veo mejor manera de tratar con la banca de tal forma que no sea una injusticia para los ciudadanos. Visto lo visto con lo que ha pasado con la crisis, si todo sigue como hasta ahora, en 20 años o un poco más tendremos un nuevo crack. Quizás combinando sistemas económicos y nuevas ideas pongamos soluciones estables a largo plazo.

Imagen http://www.bde.es/bde/es/

Anuncios

Un Comentario

  1. Pingback: ¡Banca Pública! « cuantoantesmejor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s