Más parados en Agosto

El paro vuelve a subir en Agosto. Es un dato esperable, ya que se espera la finalización de los contratos de verano, el problema es que no llega el deseado cambio de tendencia.  El número de parados sigue siendo un problema en este país, y el pago de las prestaciones un lastre sobre las cuentas públicas.

Yo creo que ya es hora que se hagan políticas de fomento de empleo y de reducción del coste de los parados. Aún en tiempos de bonanza, encontrar un buen empleo para la gente con alta formación tampoco era tarea fácil. Ahora, sumando a los parados de la construcción y de otros sectores, el problema se agrava.

Soluciones:

– En este país existe la conciencia de 3 años trabajando y 1 de paro ( o acabo la temporalidad y me pego 8 meses en paro) de tal forma que el subsidio por desempleo que tiene como función que no te mueras de hambre el tiempo que buscas un nuevo empleo, se convierte en un “alargamiento” del contrato, el cual puedes aprovechar para hacer un curso de formación, aprender un idioma o tomarte un descanso. (Quisiera aclarar que no para todo el mundo es así, yo por ejemplo, pero que hay gente para la que sí lo es, y esto es una realidad). La solución más inmediata, la cual he nombrado anteriormente en este blog pasa por Aumentar el importe del subsidio y reducir el plazo en que lo recibes. Así mantienes niveles de consumo, ahorras y buscas empleo más activamente.

– Existe cierto fraude en quien recibe el paro. Es un derecho universal y es muy difícil demostrar que no haces nada por buscar un nuevo empleo. El gobierno hablaba de haber hecho una entrevista en los últimos tres meses, de haber enviado tres currículums… bueno, casi no se puede trucar eso, ¿no?. Una posible solución consta en convocar cursos de formación de asistencia obligatoria y en función de criterios profesionales para aumentar la empleabilidad en relación a las demandas de empleo, tanto público como privado. Otra solución es la realización de trabajos en favor de la comunidad y del medio ambiente: limpieza, jardinería, ayuda a personas mayores, auditorías en el ayuntamiento, control de costes públicos, encuestas ciudadanas de calidad, ayuda al turismo, recogida residuos… Como obligación para cobrar la prestación. Por ejemplo 3 o 4 horas diarias 4 días a la semana. Esto obliga al parado a no estar realizando otros trabajos encubiertos, favorece la actividad, ayuda a la comunidad a ahorrar costes e incluso puede aumentar la empleabilidad al aprender nuevas actividades.

– Desde el Estado se debe contribuir al buen funcionamiento de la economía. Como no me cansaré de decir, el gobierno debe actuar cuando el sector privado flojea. Cuando la economía por sí sola no crea empleo, como es el caso, debería crearse un sistema de creación de empleo público. En primer lugar con creación de infraestructuras, renovación de edificios públicos, etc. En segundo, con subvenciones a determinadas actividades (por ejemplo, subvencionar el cambio de ventanas a unas más eficientes)  y por último lugar, podrían crearse ahora sí empresas públicas (con matices).Una posible solución sería subvencionar con dinero público a trabajadores en paro con ideas de negocio “viables” de tal forma que les ofreces un tutor profesional, un importe inicial y un sueldo durante un período de 2 o 3 años, y más tarde les obligas a comprar la empresa al nuevo precio de mercado. El objetivo del grupo de parados sería hacer rentable el negocio y obtener plusvalías para recomprar la empresa al Estado. Más adelante, las empresas que sigan en pie crearán nuevos empleos y negocios.  Esta idea la ampliaré en otro post individual más adelante.

Por último, destacar una noticia que he leído hoy. Trata sobre la próxima visita de Angela Merkel en Madrid, en la que se dice que se quiere exponer el Modelo de Trabajo contra el paro juvenil español. Este modelo trata prácticamente de que, estudiantes (universitarios o no) combinan la formación con prácticas profesionales en empresas, de tal forma que vas a clase 2 o 3 días y el resto trabajando. Esas prácticas se están pagando en Alemania en torno a 650 euros, y en algunos casos llegan a 1.000 euros, cofinanciado entre empresas y Estado. Tras la finalización de los estudios/prácticas, las empresas tienden a contratar en las mismas condiciones que el resto de trabajadores.
Me parece muy buena idea. El paro juvenil en España está en el 52% y las empresas privadas se lamentan que desde las Universidades no se oriente a los estudiantes en la realidad de las necesidades de éstas que es, a fin de cuentas, donde van a acabar trabajando. El problema sería que no se utilice al estudiante para la función que debería (como ya ocurre) , que nunca se contrate (como también ocurre) o que el importe de éstas prácticas no sea el justo. Pero tender a ese acercamiento es en mi opinión muy positivo, tanto para estudiantes como para empresas.

Imagen: http://www.ine.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s