Reforma educativa. Examinemos al profesorado

ACTUALIDAD

La nueva reforma educativa y por qué tiene aires de mejorar el sistema. ¿cómo viví mi reciente etapa educativa?

Yo me considero una víctima más de nuestro sistema educativo. Los jóvenes en general, tienen cierta desmotivación hacia el estudio. Es un comportamiento normal, lo mismo sucede entre los trabajadores en las empresas. Si hablamos de teenagers, valores como la responsabilidad, sumisión a la norma, etc lo hace aún más difícil. En las empresas, donde los resultados están en juego, se crean complejas políticas de recursos humanos con el fin de aumentar la motivación y el esfuerzo (en las empresas de éxito, en el resto se basan en la amenaza del despido), pero en los colegios e institutos, ¿Quién hace la ardua labor de motivar en el esfuerzo?

El éxito de un buen sistema educativo se basa en tres componentes que lo alteran: La actitud y capacidades del alumno, el profesor y su metodología pedagógica y los padres. La reforma debe tender a motivar al esfuerzo y premiar al alumno brillante. La mejor manera creo yo es mediante la competencia. Competir es natural en nuestro sistema, querer ser mejor, sacar lo bueno de uno mismo, detectar lo malo, y mejorarlo. Actualmente se ve en los institutos que no se compite… Algunos dicen que desfavorece al alumno con menos capacidades, que crea desigualdades en los jóvenes… ¡señores! las personas somos desiguales. La competencia es buena porque motiva a mejorar. Pero ¿Quién debe competir? Por un lado los alumnos entre ellos y consigo mismos, y por otro lado los profesores, sacando lo mejor de sus alumnos. Para mi, parte del profesorado actual tiene la gran culpa del fracaso de los alumnos.

Más tarde propondré yo las reformas que haría. Primero las que se han publicado que se van a hacer.La resume el diario El Mundo en este artículo en varios puntos:

– El Gobierno fijará más contenidos comunes a toda España en detrimento de las CCAA. Sinceramente yo pienso que, entrar a la Universidad (con competencia en notas) y que cada uno se hubiera examinado de contenidos diferentes y con exigencias diferentes es algo que no cuadra. La fijación de contenidos debe ser exigente y con objetivos ampliables a los alumnos más brillantes. En vez de reducir el nivel a los más “lentos”,  exigir a estos alumnos el contenido común y ampliar a los más espabilados.

Reválidas. Para mi, la mejor parte de la reforma. Las reválidas nacionales crean dos tipos de exigencia, la del alumno por aprobar, y la que yo creo que es hasta igual de importante, la del profesor por que sus alumnos aprueben (y para que aprueben si es él el que no pone el examen… la única manera es que aprendan). Yo las pondría cada 2 años como mucho.

– Conciertos a los centros que separan por sexos. En mi opinión, ese tipo de centros me parecen horribles. La separación por sexos solo crea machismo, al igual que una separación por blancos y negros, y ecuatorianos y árabes solo crearía racismo, etc. Los niños, al igual que los adultos, deben mezclarse y convivir juntos, al igual que en sociedad.

Reforzar materias como Matemáticas, Lengua o Ciencias, respecto a otras optativas. Al fín, algo lógico. Dejarse de memeces y dedicarle tiempo a lo importante.

– Eliminar Educación para la ciudadanía y crear otra parecida. Bueno, de esto no tengo mucho que decir. Es política y no tiene nada que ver con la educación. Me gustaría ver los contenidos solo por curiosidad.

– Rebajar la edad de 16 a 15 para “abandonar” la senda de estudios (superiores). Otra medida que me parece correcta. Si así, se envía a este tipo de alumno a la FP.

– Otros aspectos como la libertad de métodos pedagógicos por centro, ramas del Bachillerato y la FP.

¿Qué deficiencias le vi al sistema cuando yo lo viví? (Acabé en 2004 bachillerato y en 2009 la Universidad)

Para mi, el problema del sistema: EL PROFESOR

Las clases durante las etapas de ESO y Bachiller eran clases más bien de comportamiento. Una lucha alumno-profesor. También eran un aburrimiento total, perder el tiempo en clase leyendo redacciones, repitiendo lo mismo año tras año, explicación de materia que no entraba en examen y por tanto no se estudiaba, libros de texto que no se usaban, clases dedicadas a leer y subrayar.

Cuando un grupo sacaba malas notas de media, se repetía el examen para que fuera más fácil. En una ocasión hasta nos subieron la nota 1 punto a toda la clase porque el examen fue difícil…WTF!! En otras ocasiones días antes de filtra por parte del mismo profesor lo que “va a caer” para que los alumnos se lo estudien bien. Si un profesor se retrasaba con la materia, los últimos temas ni se explicaban ni entraban en el examen.

Capacidad analítica, razonamiento, etc. nula. Estudiar era memorizar. Búsqueda de fuentes, ampliación del estudio, bibliografía extra… brillaban por su ausencia.

Durante todo el día en el instituto aguantando el coñazo de las clases (tiempo útil el 10%) y en casa realizando deberes que muchos de ellos no llevan a ninguna parte.

Nivel de matemáticas ridículo, sólo saber hacer cuatro operaciones que hasta un mono haría, ortografía y caligrafía, lo de menos, si ya has pasado a primero de la ESO, el que se quedó medio analfabeto, así para toda la vida. Lectura… no comment. Clases de inglés con profesores que no hablan inglés (aunque esto está cambiando).

Hablar en público, presentaciones orales, expresión oral y escrita … jajaja me parto.

Economía (sólo por optativa … y hasta el bachillerato) y política… cri, cri, cri… nodoby!

Respecto a elegir asignaturas optativas tan pronto, cuando tienes 15 años acabas eligiendo las que eligen tus amigos, o las que te dicen tus padres.

En la Universidad noté cierta mejora en la calidad, sobretodo por ciertos profesores (los menos) y el general el ambiente, con alumnos con más ganas de aprender.

¿Por qué digo que la culpa es del profesorado? Porque a niveles de instituto, con la cantidad de horas y materias, y el tiempo que se pierde, ayudan al alumno a que se desmotive. No hay más incentivo a buscar una nota mayor que el aprobado que la palmadita en la espalda de tus padres. No sabías si ibas por la senda correcta o no, si tus notas son buenas o malas en comparación, no se valora e esfuerzo…y sacar más nota tampoco te servía de nada. Objetivo: el 5. Los profesores deben crear esa motivación. Deben querer que sus alumnos estudien, se interesen por la materia y aprendan. También deben imponer disciplina. Los alumnos brillantes deben “tirar del carro” hacia adelante y no que los más “retrasados” tiren hacia atrás. Un profesor debe saber mucho más de lo que enseña, su formación complementaria debe ser extensa, convertirse en un profesional de la materia. Actualmente, el profesor de literatura es el de inglés al año siguiente y al siguiente es de ciencias…

Por tanto, si yo reformara la educación, ¿qué haría?

-En primer lugar las reválidas. Como antes he comentado, las reválidas crean una doble exigencia. Exigen al alumno a que las apruebe, y exigen al profesor a que sus alumnos las aprueben. En el caso de ahora, es tan fácil que aprueben cuando tú mismo elaboras el examen, pero si es una prueba nacional, ajá! ya puedes empezar a hacer que tus alumnos aprendan.

Tienen que ser pruebas exigentes, acorde con los contenidos del curso y con contenidos extra para alumnos más desarrollados. Deben obtenerse listados por profesor, resultados de sus alumnos. Esto creará una lista con la calidad del profesorado, y ser motivo para cambios de materias o despido procedente. Deben ser pruebas nacionales.

-Hay que dar más peso a la FP2 en detrimento de la Universidad. En España hay muchos universitarios pero con poco nivel formativo. Sobran estudiantes y faltan Universidades con mejores profesores y alumnos. Deberían cerrar el número de universidades, olvidarse de la tontería de la división de las CCAA y crear unas pocas Universidades de calidad para el conjunto de España.

– Los institutos deben competir en calidad. Mejores notas (en la reválida nacional), mayor presupuesto y plus para el profesorado en nóminas.

– Mayor peso de lenguaje, ortografía y caligrafía en todas las etapas; lectura, escritura, matemáticas, ciencias, inglés y otros idiomas y nuevas tecnologías. Desarrollar nuevas habilidades como la expresión oral y escrita, hablar en público y la exposición de ideas y opiniones, debates… en definitiva, abrir la mente al razonamiento y pensamiento. Las materias menos relevantes como música, artes plásticas, educación física, ética, pintura, poesía y chorradas del estilo deben desarrollarse en horas extraescolares, dando pequeñas clases en edades tempranas para “despertar” el interés por estas artes, pero no obligando a todo el alumnado a dar todas y cada una de ellas. Tras conocerlas, los alumnos eligen la materia que más han disfrutado. Otras asignaturas optativas de más importancia (física, economía, informática…) deben ser obligatorias.

Con respecto a nuevas materias, incluiría de forma obligatoria: Política y Democracia, Economía (Macroeconomía) y Salud (saber cómo cuidarse, alimentación saludable y deporte, enfermedades más comunes, vida sana). También lecciones sobre consumo responsable podrían ser útiles.

Menos horas lectivas de “recibir clase”. Con dos o tres horas de atender a un profesor al día es más que suficiente. Más horas es contraproducente. El resto debe ser tarea personal, el trabajarse el propio aprendizaje. Las materias deben darse al 80 o 90 % y el resto el alumno deberá “buscarse la vida” para aprenderlo (con una bibliografía clara por parte del profesor), sin explicaciones en clase.

– El profesorado debe reciclarse. Se dice que la carrera de magisterio es algo escasa para ser el responsable del futuro de los alumnos. Un profesor debe estar constantemente estudiando y actualizándose, así como aprendiendo técnicas de motivación y estudio. Mediante las reválidas que antes comenté, el profesorado que no consiga que sus alumnos aprueben, deberá dejar de trabajar de profesor. Si eres un inútil como profesor, al igual que si lo eres como comercial, pues deberás dedicarte a otra profesión. Pero para el profesorado restante y exigente, deberá tener cursos de formación, pagados por el Ministerio de Educación.

– Los colegios/institutos deben favorecer el estudio en bibliotecas y salas de estudio. Permitir que el alumno dedique todo su tiempo al colegio dentro del colegio si así lo desea. También ofrecer actividades deportivas, que puedan tener un beneficio sobre el curso (al igual que resulta con los créditos de libre elección en la Universidad)

– A nivel universitario es un terreno más complicado y no me quiero meter mucho. Yo creo que deberían orientarse los estudios a las necesidades del mercado y las empresas, y colaborar empresa-universidad desde primero de carrera (becas, prácticas) y no al final de ésta. Ahora se están acercando los estándares a Bolonia, en parte es bueno por la movilidad, que también es clave. Todas las carreras deberían tener proyecto final. Un grupo de alumnos elegidos deberían poder colaborar con el profesor para una ampliación de la asignatura a nivel más personalizado, con nuevos contenidos e investigación. Durante el primer año de carrera, asignaturas más complicadas de “purga” de alumnos, y facilitar el cambio de primero de Universidad a FP2. Como antes he comentado, lo ideal sería tener menos universidades pero de mayor calidad (ninguna Universidad española está entre las 150 mejores del mundo, 2011); una Universidad por cada CCAA, que incluso se desmembran por provincias, es exagerado.

En definitiva, de la nueva reforma estoy a favor sobretodo en las reválidas, aunque yo las pondría cada dos años como máximo. También con armonizar contenidos en todo el país y con reducir la edad de 16 a 15 para entrar en FP. No creo que sea una buena reforma, la veo simple y muy superficial (como todas las reformas que hace este gobierno) pero es un paso. A ver si se llega a aprobar…

Imagen de: http://www.eldiario.es/politica/Wert-Gobierno-asegura-becas-mantienen_0_49345263.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s