El sistema impositivo actual: herencia del medievo

impuestos

El dinero es una medida de la riqueza, sirve para calcular el valor de algo, medirlo de forma general y homogénea para todos, mediante un precio, de tal forma que facilite las transacciones comerciales.  Pero no debemos olvidar...el dinero en sí no produce riqueza. La riqueza la valoras con dinero, pero la riqueza se crea con algo que todos sabemos muy bien: con trabajo.

Cuando una persona tiene un plazo fijo de X dinero, el banco te ofrece un interés. Si tienes la suerte de tener o heredar un gran importe, podrías tener hasta una vida normal de ingresos sólo con los intereses, sin necesidad de trabajar. Entonces, estás viviendo de una manera muy curiosa: estás “creando” riqueza sin trabajo. Creando lo entrecomillo porque no estás creando riqueza para nada, simplemente se están produciendo flujos de dinero desde alguien que está trabajando hacia ti, que estás cobrando sin trabajar.

Otro ejemplo más clarificador es el caso del que hereda propiedades. Conocí a un casero que me enseñó un piso para alquiler. Esa persona disponía de más de 15 pisos por lo que me contó y, vivía en uno y alquilaba el resto. Esa persona, ese que “vive de las rentas” como se dice, no trabajaba en nada, se dedicaba a ir alquilando y cobrando. Esa persona es otra que aparentemente tiene ingresos sin trabajo, como podría ser con un plazo, pero la cuestión es que a esa persona le están pagando parte del sueldo otras personas que se lo alquilan, sueldo que sí ganan trabajando, de tal forma que a mayores alquileres, mayores transferencias de renta desde esa clase trabajadora a esos caseros que tienen las propiedades. Pero en realidad no se está creando riqueza en absoluto, sólo se trasfiere.

La riqueza, pues, se crea solamente desde el trabajo. No hay más.

¿Qué pasó realmente con esta nuestra famosa crisis europea? En primer lugar, no es una simple cuestión de uno o dos factores. Como analizan los economistas desde que estalló, tiene múltiples causas y seguramente todas sean ciertas. Pero no es menos cierto, que en realidad, llegando a la base del asunto, la crisis estalló por un problema de creación artificial de dinero, y se instrumentalizó con una burbuja, en este caso inmobiliaria.

Desde que las principales economías abandonaron el patrón oro (algunos economistas insisten en que es el principal motivo de la crisis actual) los gobiernos empezaron a crear dinero sin respaldo de nada, lo que viene a ser dinero fiduciario, dinero del que te fías, que es el único aceptado por ley (dinero de curso legal). Estos gobiernos incluyendo el nuestro por supuesto, creaban dinero para construir cosas. Esas construcciones, servicios gratuitos, subvenciones, prestaciones, etc… se creaban de la nada, no iban a la par de la creación de riqueza en absoluto. Cuando estalló la burbuja inmobiliaria, entonces afloraron esa deuda, tanto pública como privada. Esa cantidad de millones que aún están ahí y que aún nadie dice cómo se van a pagar, ni cuando. Pero como hemos dicho antes, esa creación de dinero de la nada tendrá que respaldarse en trabajo, y ¡así es!, eso es lo que sucede ahora. Cada vez que parte de los ingresos de todos nosotros se van en impuestos, incluyendo las subidas de impuestos de irpf, iva, ibi, basuras… se van a la partida “intereses de la deuda” en los Presupuestos Generales de Estado, presupuestos también autonómicos y locales, es cuando se está produciendo esa transferencia de dinero desde el trabajo (las personas que están trabajando hoy en día) a pagar aquello que se despilfarró anteriormente y creó la deuda. Lo más triste de todo que lo seguiremos pagando durante muchos, muchos años, y ni siquiera vamos a disfrutar la mitad de todo ese despilfarro.

Ampliaré esto en otros post más adelante.

¿Qué debemos reclamar como ciudadanos? En primer lugar cambiar el sistema impositivo. Si el trabajo es lo más sagrado, la única manera de generación de riqueza, no entiendo por qué se grava con un pedazo de impuesto como es el Irpf. Es el impuesto más injusto de todos los tiempos, es el Diezmo de la pasada Edad Medieval. Mediante ese impuesto se transfiere riqueza a no siempre servicios que esas personas que trabajan las disfrutan.

El Iva tampoco es un impuesto justo. Comerciar es la gracia del sistema capitalista. Tributar más de una quinta parte me parece exagerado y fuera de todo raciocinio.

Otro tipo de tasas que cargan a las empresas (por el hecho de trabajar) deberían ser ilegales.

En cambio, ¿cómo sostenemos el sistema? ¿A quién podríamos cargar un cobro de impuestos que sustente el sistema público que todos deseamos, haciendo el menor daño posible?

Pues se me ocurre que el Impuesto de Sucesiones y Donaciones es una buena opción. Cada vez se tiende a rebajarlo o incluso propusieron de suprimirlo en algunas comunidades autónomas. Este impuesto puede perfectamente compensar las bajadas de los otros anteriores. Las familias que llamamos grandes fortunas no deben poseer un patrimonio tan extenso que vaya pasando de unos a otros e incrementándose con las transferencias de rentas que antes hemos mencionado. Es tremendamente injusto, es tremendamente medieval.

Los impuestos conocidos como verdes también son impuestos lógicos, así como los impuestos sobre la externalidad negativa. Siempre y cuando, acabando en lucro, determinadas actividades económicas produzcan efectos colaterales negativos para la sociedad, deben pagar por ello para compensar el sobregasto. Si no, el coste de esa “reparación” la pagan entre todos los ciudadanos. Pensemos en el tabaco por ejemplo, produce un sobrecoste en términos de bajas laborales y gasto médico, por tanto, se debe compensar. También con actividades contaminantes por ejemplo.

Y por último, la recaudación por multas. Las multas deberían corresponder sobre el gasto total de la infracción, más la probabilidad de ser “cazado” para compensar, por ejemplo, los gastos policiales. Si destrozas una papelera en plena calle por pura diversión deberías de tener una multa correspondiente a la compra de una papelera, los gastos de la instalación, los gastos del policía que te pilló incluyendo el sueldo del tiempo que dedicó a multarte y los gastos de gasolina del coche hasta que llegó a ti, etc. y multiplicado por la probabilidad de que fueras visto; si de cada 10 destrozos urbanos la polícía identifica 1, el importe de todo ello deberías multiplicarlo por 10.

Seguiré hablando de todo esto en otros post.

Imagen de aquí

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s